9 Abril 1865 Los confederados se rinden en Appomattox

Publicado el 10 Abril 2017 en la categoría Efemérides

9 Abril 1865 Los confederados se rinden en Appomattox. La rendición del ejército confederado supuso el fin de la Guerra de Secesión Americana. Un guerra que duró casi 4 años y que causo más de medio millón de perdidas humanas.

La Guerra de Secesión Americana 12 de Abril de 1861 y 9 de Abril de 1865. Fue una Guerra entre los Estados de la Unión y los Estados Confederados que proclamaron su independencia. El día que el presidente de los Estados Unidos tomó posesión de su cargo, los estados sureños de Estados Unidos (Carolina del Sur, Misisipi, Florida, Alabama, Georgia, Texas y Luisiana) proclamaron su independencia como Estados Confederando a Jefferson Davis como presidente. Algo que Abraham Lincoln consideró ilegal.

9 Abril 1865 Los confederados se rinden en Appomattox tras casi 4 años de Guerra

El conflicto que acabo causando la guerra fue el asalto confederado a la guarnición de Fort Sumter el 12 de abril de 1861. La represión empleada por el ejército tras recuperar Fort Sumter provocó que a los estados confederados se les unieran Arkansas, Carolina del Norte, Tennessee y Virginia. Estallando de esta manera la Guerra con los estados del norte.

Tras casi cuatro años de enfrentamiento y más de medio millón de fallecidos entre ambos bandos. Los estados de la Unión (Estados del Norte) Se impusieron a los estados Confederados (Estados del Sur).  El 9 de Abril de 1865, el General Robert E.Lee firmó la rendición del ejército confederado, cerca de un caserío llamado Appomattox Court House, se escogió la casa de un comerciante local llamado Wilmer McLean.

La Unión certificaba de esta manera su victoria, aunque tan sólo 5 días después. El 14 de abril de 1865 el Presidente de Estados Unidos, Abraham Lincoln fue asesinado por el actor John Wilkes Booth. Él fue considerado como el último fallecido de la Guerra Civil Americana.

9 Abril 1865 Los confederados se rinden en Appomattox

La rendición de Appomattox de Tom Lovell

 

 


Comentarios

Un comentario

Deja tu comentario