Dolores Tosta la segunda esposa de Antonio López de Santa Anna

Publicado el 11 julio 2017 en la categoría Edad contemporánea

Dolores Tosta la segunda esposa de Antonio López de Santa Anna. El 29 de junio de 1827 en la Ciudad de México, México, nació Dolores Tosta Gómez.

Era hija del matrimonio formado por Bonifacio Tosta Sánchez – Montaño y María Manuela Sabina Gómez Palomino. Su padre originario de España, tenía una buena fortuna. Por lo que, Dolores no careció de nada en su infancia.

Dolores Tosta la segunda esposa de Antonio López de Santa Anna, contrajo matrimonio cuando su esposo llevaba 40 días viudo

El 8 de octubre de 1844 Dolores contrajo matrimonio por poderes, con Antonio López de Santa Anna. Este enlace fue un escándalo, ya que Santa Anna, tan sólo hacía 40 días que había enviudado. El matrimonio no tuvo hijos.

El pueblo mexicano estaba tenso con Santa Anna, ya que le culpaban de la pérdida de Texas. Y el escándalo del matrimonio, no ayudó a calmar los ánimos. Por todo ello, Santa Anna, tras el enlace decide trasladarse a vivir a La Habana, Cuba. En 1853 Santa Anna vuelve a convertirse en Presidente de México y, por tanto, su esposa se convierte en Primera Dama del país. Este nuevo mandato no duró mucho. Dos años después, en 1855, tras la Revolución de Ayutla, Santa Anna debe partir hacia el exilio. Y su esposa, le acompañará.  Además todos sus bienes fueron embargados.

Fue Dolores Tosta, quien medió para que su esposo pudiera regresar a México. Algo que logró en 1874, tras acogerse a una amnistía. Con la fortuna heredada de su familia, Dolores pagó todas las deudas de su esposo. El 11 de agosto de 1886, diez años después de quedarse viuda,  falleció Dolores Tosta. Fue enterrada junto a su marido.

Dolores Tosta la segunda esposa de Santa Anna

Dolores Tosta de López de Santa Anna


Comentarios

Un comentario

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de historia.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En historia te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el magazine.