Incitatus el caballo que llegó a tener un puesto en el Senado Romano

Publicado el 7 junio 2017 en la categoría Edad Antigua

Incitatus el caballo que llegó a tener un puesto en el Senado Romano. Calígula fue un emperador romano que ha pasado a la Historia por sus excentricidades. Hoy hablaremos de una de ellas.

Hispania proveía caballos de carreras a la poderosa Roma. Incitatus fue uno de estos equinos y en cuanto el emperador Calígula lo vio, quedó prendado de él.

Incitatus el caballo que llegó a tener un puesto en el Senado Romano, vivía en una caballeriza de mármol

El emperador ordenó construir una gran caballeriza de mármol, con pesebres de marfil. Los mantos que lucía el animal eran de color púrpura, éstos estaban reservados sólo para la familia real. Ya que el tinte de este color, era el más caro de la época. Y lucía ostentosos collares en su cuello.

Parece ser, que esto le pareció poco a Calígula y, finalmente, acabó regalando a su caballo una villa. Ésta tenía inmensos jardines y 18 criados estaban a disposición del animal. Cuando Incitatus tenía una carrera, la noche anterior debía haber un gran un silencio para no perturbar el sueño del animal. Si alguien quebrantaba este silencio y era descubierto podía enfrentarse incluso a la muerte. De hecho, la noche anterior a una competición, el propio Calígula, dormía con su animal. Se dice que nunca perdió una carrera y que la única vez que lo hizo, ordenó torturar al jinete.

Por si esto pareciese poco, lo más sorprendente llega ahora. Se dice que Calígula, escogió una esposa para Incitiatus, ya que éste, no se juntaba con yeguas. La elegida fue una mujer de la alta sociedad romana llamada Penélope. Finalmente, Calígula habría nombrado a su caballo Cónsul, un importante puesto en el Senado Romano.

 

Incitatus el caballo que llegó a tener un puesto en el Senado Romano

Calígula e Incitiatus


Comentarios

Un comentario

Deja tu comentario

He leído y acepto la política de privacidad de historia.com
Consiento que se publique mi comentario con los datos que he facilitado (a excepción del email)

¿Qué hacemos con tus datos?
En historia te solicitamos tu nombre y email (el email no lo publicamos) para identificarte entre el resto de personas que comentan en el magazine.